¿Tienes dudas? Llámanos de lunes a viernes de 10h a 18h - +34 91 800 49 27
  • moneda Forinto Húngaro
  • idioma oficial Húngaro
  • capital Budapest
  • huso horario UTC −12:00
  • clima Continental
  • Ver ofertas

Conoce Hungría a través de nuestras experiencias

Hungría: Música y cultura lo inundan todo

La música hecha país.

Información general

No, no intentes aprender húngaro antes de iniciar tu viaje. Lo húngaros se precian de que su idioma es uno de los más difíciles del mundo. Pero, si hablas inglés y alemán, no tendrás problema para comunicarte en este país que, estando en el centro de Europa ha recibido, a lo largo de los siglos, la influencia de muchas otras culturas del continente.

A menudo tenemos en mente que Hungría se reduce a Budapest, pero esto no es así: Hungría es un país de gran extensión y diversidad, que merece la pena visitarse y descubrir los muchos tesoros que esconde. La UNESCO ha reconocido 9 lugares en Hungría como Patrimonio de la Humanidad, y sólo 2 de ellos están en Budapest. 

La entrada principal a Hungría es Budapest, su capital, que es la que cuenta con vuelos directos desde España. Budapest (todo el mundo sabe que está dividida en dos zonas principales que divide el río Danubio: zona de Buda y la zona de Pest), es una ciudad de una belleza sin igual, donde se respira la grandeza de su pasado con imponentes lugares y monumentos.

Hacer una relación de los puntos que hay que visitar en Budapest sería interminable, pero valga una pequeña lista de ellos para no ser exhaustivos y darte una primera aproximación a la grandiosidad de esta ciudad: El Parlamento, a las orillas del Danubio; el Puente de las Cadenas (mucho más atractivo de noche); El Castillo de Buda (con una preciosa vista elevada de la ciudad); la Plaza de los Héroes, la Iglesia de Matías; El Bastión de los Pescadores o la Catedral de San Esteban, etc…

Mención aparte debe hacerse al gusto de los húngaros por los balnearios y la salud. La ciudad es una fuente continua de aguas termales y encontrarás multitud de balnearios por toda la ciudad que merecen la pena visitarse. Unos por su grandiosidad, como el Balneario Széchenyi (donde podrás ver a los húngaros diputando el deporte nacional, el ajedrez, mientras toman sus baños) y otros por su belleza innegable como el Balneario Gellert, que se hizo mundialmente famoso por un anuncio de yogures.Si quieres visitar el resto del país, encontrarás lugares de innegable belleza como la Gran Llanura húngara o Puszta; la ciudad de Pesc, una de las ciudades Patrimonio de la Humanidad; el Lago Balatón y su región adyacente;  la región del lago Fertö, las ciudades de Baja, Gyor, Herend (la ciudad de la porcelana), etc… 

 

Antes de viajar

Hungría pertenece a la Comunidad Económica Europea y no requiere de visados para ciudadanos españoles. Con el DNI es suficiente. Otras nacionalidades deben consultar sus requisitos de entrada. Además, Hungría está actualmente afecta al Tratado Schengen, con lo que no hay fronteras y controles de inmigración a la entrada para pasajeros provenientes de España.

Sin embargo, Hungría no forma parte del espacio Euro, y su moneda es el Florín húngaro y su equivalencia es, aproximadamente, de 1 Euro = 260-270 Florines. El Euro se acepta en algunos comercios pero los comerciantes locales no están obligados a aceptarlos. Puedes cambiar moneda en los bancos pero recuerda que debes guardar el recibo del dinero cambiado hasta la salida del país.

Los principales medios de locomoción en Budapest son los autobuses, el metro y el tranvía. Los taxis, también son habituales, pero requieren cierta cautela y es conveniente tomar los de compañías conocidas o recomendados por los propios hoteles. Los trenes te permiten circular al interior del país. Infórmate antes de viajar para ver los requerimientos de cada uno de esos medios.

La comida autóctona es, digamos, contundente, con platos basados en la carne de cerdo y ternera, habitualmente especiada y preparada, sobre todo, para las bajas temperaturas. 

Motivos para visitar Hungría

  • Budapest, por todos sus monumentos y atractivos arquitectónicos
  • Darse un relajante baño en cualquiera de sus balnearios públicos
  • Hacer un mini-crucero por el Danubio y ver Budapest de noche
  • Asistir a un concierto de música clásica en la Ópera Nacional de Hungría.
  • Tomar unas copas en cualquier de los pubs de la zona de las ruinas de la ciudad de Budapest
  • Visitar el Mercado Central en Budapest y observar sus curiosas frutas y verduras
  • Asistir a un espectáculo ecuestre en la Puzsta 

¡Suscripción realizada!

Tu suscripción se ha realizado con éxito. Te enviaremos un e-mail de bienvenida en breve.